jueves, 1 de diciembre de 2016

The normal heart #Reseña


The normal heart
Director: Ryan Murphy
Año: 2014
Duración: 133min
Drama/hechos reales
Hoy día 1 de diciembre es el día mundial de la lucha contra el Sida, no suelo escribir sobre este tipo de reivindicaciones a no ser que tenga algo bueno que contar reprensantodolas como es debido y no con una simple foto con lazos de colores y la verdad es que creo que esta película es de esas que hacen pensar.
Me gusta mucho la historia y saber como se vivieron ciertos hechos en los que no he estado presente, pero que han supuesto un cambio en la forma de ver la vida y que han llegado hasta nosotros. Uno de estos hechos es el contagio de enfermedades de transmisión sexual que hoy en día se trata en los colegios y sobre las que se ven campañas de publicidad y números actos con caras conocidas y demás... pero ¿cómo comenzó todo?. La verdad es que esto no fue siempre así, en nuestra sociedad el sexo. la homosexualidad y todo lo que tuviera relación con ello era un tabú, por lo tanto fueron unos pocos, los primeros, los que tuvieron que sufrir y luchar para tener una voz y que hoy en día la sociedad, nosotros, tengamos información y podamos protegernos de algo que está ahí y que nos puede tocar a cualquiera.
Todo esto que os acabo de contar es el argumento central de The normal heart, (un corazón normal) yo la he visto en inglés así que referiré a ella con su título original. La película nos cuenta las detecciones de los primeros caso en EEUU cuando el Sida comenzó a llamarse el "cáncer" de los gays, ya que eran el grupo con riesgo más alto de transmisión dado que no usaban preservativos, ya
que en aquel momento únicamente era conocido como método anticonceptivo y claro, no había riesgo de embarazo por lo tanto... El caso es que The normal heart, nos narra como un grupo de activistas homosexuales lucha por el reconocimiento de la enfermedad, por ayudas, información e investigación tratando incluso de llegar a la casa blanca para que se investigue. De entre todos ellos destaca Ned Weeks (Mark Ruffalo) un escritor y activista que comienza a preocuparse por una enfermedad que se expande como una plaga entre sus amigos. Ned busca respuestas ayudado por la doctora Emma Brookner (Julia Roberts), la única que ha decidido estudiar los casos que llegan hasta ella y que casi sin recursos comienza a dar las primeras puntadas sobre los síntomas y el por qué de su transmisión. Pero The normal heart es algo más que una película de lucha social es también una bonita historia de amor, ya que buscando voces que hablen sobre el tema Ned llega hasta Felix Turner (Matt Bomer) un periodista del New York Times y que acaba convirtiéndose en el amor de su vida. Y es esta relación sobre la que gira toda la histora, una historia de amor preciosa que cautiva desde el primer momento. 

Descubrí está película a raíz de algunas buenas críticas que leí sobre ella, además me encantan Mark Ruffalo y Matt Bomer así que no dudé en verla, y tengo que reconocer que me encantó. Es una película muy dura, ya que el desconocimiento y la realidad de la muerte que los acecha hace que los personajes sufran mucho. El hecho de que la sociedad en los años 80 aún fuera muy tradicional y cerrada de mente, hacía que los políticos y la sociedad en general mirara para otro lado. Esto obliga a nuestros protagonistas (los de la película y los que lo vivieron realmente) a luchar solos, ya que se tardó un tiempo hasta descubrir que nadie estaba a salvo ante esta enfermedad y solo entonces se empezó a luchar por ella. Este cinismo, este mirar hacía otra parte porque "a mí no me va a pasar" es el que hace de The normal heart, una película muy interesante desde el punto de vista de denuncia social.
Hay una escena al principio en la que los protagonistas con latas en la mano piden colaboraciones a los transeúntes con el lema "una ayuda para el cáncer gay", hay resignación en sus caras y aceptación sobre el hecho de que su orientación sexual los hace tan diferentes que pueden tener un cáncer que solo les afecta a ellos. Y de esto hace apenas treinta años, treinta años en los que la sociedad ha evolucionado mucho en este aspecto, pero aún necesitamos mucha más evolución y películas como esta ayudan a que las mentes cerradas se abran. 

Mark Ruffalo borda su papel, tiene unos gestos muy característicos a la vez que muy sutiles y su química con Matt Bomer es perfecta, ambos le dan ese tono dulce a toda la cinta. En cuanto a Matt Bomer que ganó un Globo de oro por su interpretación, se metió tanto en el papel que adelgazó 18 kilos para darle más credibilidad.


No voy a decir que sea una película épica, pero si que es bueno ver todos los puntos de vista de cierto hechos históricos y que realmente llegan hasta nosotros hoy en día. 
Por lo tanto os recomiendo sin duda esta película, que además de mucho drama tiene una preciosa historia de amor y un trasfondo muy importante.
Os dejo el trailer por si le queréis echar un ojo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario